miércoles, 13 de abril de 2011

ENCUENTRO ESPIRITUAL



Encuentro espiritual




Tengo flores para ti, madre,
y para los Angeles de la Guarda.
Ahora sube el alma de mi padre,
dale cobijo en tu morada.

¿Recuerdas, madre, aquellos momentos
que en tu corazón había llagas?
No tengas presente ningún sentimiento
sino el amor de tu voz callada.

¿Recuerdas el amor de las flores calladas
que por tu corazón paseaba?
Era el amor de unas flores amadas
que mi padre con ternura te entregaba.

¿Recuerdas aquellas miradas al cielo
en las tranquilas noches estrelladas?
Paseabais con la protección del cielo,
juntos, unidos, en silencio,
con el amor de vuestras almas.

¿Y recuerdas las sonrisas y llantos
con vuestras nostálgicas baladas?
Eran bellos, dulces cantos,
que hacían felices vuestras veladas.

Allá donde llega mi memoria
en una vida muy larga,
recuerdo la bella historia
de una familia muy enamorada.

Y allá donde llega el misterio
de las situaciones duras, amargas,
quedan atrás, en el imperio
del perdón, de la comprensión, de las noches largas.

Te guardo unas flores, madre,
a ti y a los Angeles de la Guarda.
Enciende, por favor, la llama de mi padre
en su noche más larga.

Gracias por tu amor, madre,


Extraído del poemario "RÁFAGAS DE LUZ SOBRE UN POETA", de mi autoría


ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com

2 comentarios:

  1. Bello Angel!!!! Se nota que tus días empezaban y acababan rodeado de amor.

    ResponderEliminar