viernes, 18 de marzo de 2011

SEDUCCIÓN



SEDUCCION




Te llamé desde la puerta del misterio,
te percibí con los deseos vivos,
vibré con tus emociones alteradas,
y después de sentir la pasión por mi pecho,
a través de las vibraciones de tu cuerpo,
seduje tus sentimientos sensuales.

Fui hacia ti decidido
a que sintieras la vibración de mi piel,
a que sintieras el fuego de mi mirada,
a que te estremeciera la fuerza de mi deseo,
a que te llegara la energía de mi pasión.

Cuando estuvimos frente a frente,
mi seducido corazón
vibraba con la furia de mis sentimientos,
con el nacimiento de unas nuevas sensaciones,
con el fuego
que, en unas dulces palabras,
arropaban mis deseos de tenerte entre mis brazos;
de ser uno contigo,
de disfrutar con tu mirada iluminada,
de darte todo mi ser.

Tus manos temblorosas
llenas de un calor maternal,
llenaron de amor mis mejillas
mientras tus labios,
con el aroma de un perfume universal,
se posaron dulcemente en los míos.

Andando bajo una suave lluvia,
avanzamos con nuestras miradas perdidas
hacia el horizonte de nuestro camino,
hacia el encuentro de dos cuerpos deseados.



ÁNGEL SANZ GOENA
www.colordelalma.com
http://www.youtube.com/colordelalma
http://angelsanzgoena.blogspot.com

5 comentarios:

  1. El titulo solo es perfecto. Gracias por este poema.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso poema, Ángel, lo mío es la prosa, pero admiro al que logra hilvanar versos así.
    Un saludo.
    Humberto.

    ResponderEliminar